20.6.11

Ezequiel, 11:16




Ezequiel, 11:16

Si perdido en cierto éxtasis
te gobierna la calle,
habrás visto la certeza del dicho
"donde estés, está su morada".
A la vez el desierto y todos
es el que cruza ahora la ancha avenida
regulada por semáforos
cuya eficiencia en ese trance da por hecha
de una vez y para siempre, y por hecho da
que nunca falla.

Jorge Aulicino, Escolios, inédito

Ilustración: Las tentaciones de San Antonio (detalle), 1516, Matthias Grünewald

2 comentarios:

irene gruss dijo...

No sé qué dijo Ezequiel pero el poema es muy, muy bueno; Irene

José A. García dijo...

Y si falla, que no se note.

Saludos

J.