22.12.14

En la casa aún vacía de mi hija

En la casa aún vacía de mi hija
ni muy nueva ni antigua
de techos altos y muchas habitaciones
la pintura no está bien
y hay detalles de mal gusto como ciertos círculos de colores
adheridos a algunos vidrios
o la estufa de leños falsos,
pero es enorme y silenciosa,
se oyen los pájaros en el fabuloso jardín del fondo
en el níspero, el laurel, el limonero, las tejas
Mi hija aprecia esa riqueza
inestimable, ese
monte interior, salvaje
y protector,
ese jardín en el que despertó la especie
Y el gato joven con su leve maullido que asomó en una ventana
de la galería alta
          y la conventual luz
               y la eternidad sin muebles
Sólo un ligero gesto de angustia muestra
por los detalles
de una no natural decadencia,
siempre en torno de las epifanías

Hablamos en el auto de cómo quitar las calcomanías
con agua caliente y esponja de plástico

El Cairo,
Ediciones del Dock,
Buenos Aires, 2015

No hay comentarios.: