24.5.15

Ahora, las cosas que no son fundamentales para mí

Ahora, las cosas que no son fundamentales para mí
forman una difusa legión, como ciertas veces las sombras en el día.
Son, entonces, las cosas realmente importantes y casi siempre inaccesibles.
Ahora, llueve sobre el río: no hay nada más inútil que esta lluvia sobre al agua.
Tal vez nada más fascinante, por otro lado.

Papá se achicó con los años. Aunque no podía contener su ira natural
y tampoco descuidaba su pelo ni su cara, hablaba a veces en italiano
y se mostraba atento a muchas cosas que para él antes no eran nada.


El Cairo,
Ediciones del Dock,
Buenos Aires, 2015


1 comentario:

Alicia Silva Rey dijo...

Y lo que para mí es más novedoso en su poesía, es la confirmación de un estilo de un libro a otro. Este poema podría haber sido incluido sin interrupción en "Hombres en un restaurante". Bueno, J.A. una obra reconocible con los ojos cerrados, un canto, nada menos. El otro día, en un evento donde varios poetas de alrededor de 30 años presentaban sus libros, tmb. me sorprendió eso: "cantan" -me dije-. Están cantando.